¿Qué es la impregnación? 

 

La impregnación del sellador rellena los vacíos y la microporosidad en una amplia gama de materiales. Un microporo es un defecto minúsculo en el componente que tiene el potencial de convertirse en un problema mayor y más caro. Al limpiar y, a continuación, sellar la superficie del componente en vacío, estos pequeños defectos quedan rellenados con lo que se alarga la vida de la pieza tratada.

Hay muchos motivos para utilizar la impregnación de superficie:

  • Para evitar fugas
  • Para reducir la humedad atrapada
  • Para mejorar la integridad de las soldaduras en sustratos de hierro y aluminio forjados.
  • Para reclamar los costosos forjados y fabricaciones que podrían fallar debido a una fuga.
  • Para evitar la salida de gases atrapados durante el proceso de chapado o pintura.

 

El Proceso de Impregnación

 


 

¿Qué es el proceso?

Durante el proceso de impregnación, los componentes se colocan cuidadosamente en las cestas designadas. A continuación, se bajan las cestas hasta la cámara de vacío que contiene un rellenador de resina Ultraseal. La presión de la cámara desciende para realizar un vacío de más de 10 mbares. Esto extrae el aire de cualquier porosidad que tenga una ruta de fuga hacia la superficie del componente. Tras lograr el vacío adecuado se mantiene durante un tiempo especificado, el aire vuelve a fluir en la cámara forzando al sellador de resina dentro de los poros evacuados previamente. Los componentes se drenan a conciencia y el exceso de sellador en la superficie externa y sus orificios se lavan con agua fría. A continuación se sumerge la cesta en agua caliente para curar el sellador y evitar la porosidad.

El proceso de impregnación involucra cinco fases clave:

  • Preparación de la pieza
  • Impregnación
  • Drenaje
  • Lavado en frío
  • Termocurado

 

Preparación de la pieza

Antes de la impregnación, debe limpiarse y secarse completamente a  la porosidad del componente. Mientras que esto se puede conseguir mediante un proceso previo independiente, Ultraseal ofrece módulos para el lavado acuoso y el secado por vacío que pueden integrarse en el sistema.

 

 

¿Qué se consigue con la impregnación?

  • Una capacidad de relleno sobresaliente debido a la reducida contracción durante la polimerización.
  • Una viscosidad optimizada y una acción capilar para una penetración rápida en las microporosidades.
  • Atributos de resistencia y flexibilidad que proporcionan resistencia química, a la temperatura y a la vibración.
  • Excelente adhesión para las paredes de la cavidad que garantizan un sellado permanente.
  • Estabilidad en las temperaturas operativas de entre -50 °C y +220 °C (-58 °F y +428 °F).

El proceso de impregnación de Ultraseal tratará cualquier tamaño de componente utilizando formulaciones de sellado diseñadas para garantizar la total compatibilidad con distintos substratos. Estos incluyen: aluminio, magnesio, hierro y acero forjados, compuestos de fibra de carbono, molduras GRP, plásticos y madera, sin embargo, puede trabajar con los materiales del cliente para diversificar el sellador para ayudarle a trabajar con la porosidad de sus componentes.

Cuando se completa el proceso de impregnación, el componente puede utilizarse sin ningún tratamiento adicional. El proceso no daña ni distorsiona el componente impregnado. Las piezas tratadas son resistentes a los refrigerantes, lubricantes, disolventes y a la mayoría de ácidos corrosivos. Continuará funcionando en una amplia gama de temperaturas continuas.