Noticias y Eventos

Últimas Noticias   


Los selladores reciclables reducen las facturas de energia, agua y tratamiento de residuos

Rendimiento de primera línea para solucionar de manera fiable y permanente el eterno problema de la porosidad en las piezas fundidas

Cada vez es más popular la impregnación con selladores como mejora de la calidad continua en la cadena de suministro del sector de la automoción en países como México, donde el coste de la energía es elevado.

La subida de los precios de la energía hace que cada vez resulte menos rentable adoptar el enfoque de volver a fundir y moldear las piezas que presentan porosidad, ya que la cantidad de energía empleada en el proceso es considerable.

La porosidad en el proceso de fundición es un problema persistente y tenerlo en cuenta es esencial, en particular en la fabricación de piezas como los compresores para el sector de la automoción que deben funcionar sometidos a altas presiones: la porosidad puede causar la avería de todo el componente.

Mientras que en el pasado las fundiciones refundían las piezas o impregnaban solo aquellas en las que se identificaban que presentaban porosidad, hoy en día a menudo la impregnación con selladores por vacío forma parte integrante del proceso de producción.

Lejos de considerarse un proceso de rectificación, cada vez se considera más una mejora de la calidad, un método fiable y permanente de resolver el problema de la porosidad de las piezas fundidas que es seguro, eficaz y económico en el tiempo.

No obstante, la energía no es el único producto básico que es caro en México: en muchas partes del país donde tiene lugar la fabricación de automóviles, el clima es extremadamente árido y el agua es un recurso escaso.

Por este motivo, los proveedores del sector de la automoción en México comienzan a dirigir sus miradas hacia los selladores reciclables, que no solo utilizan menos agua y productos químicos, sino que generan muchas menos aguas residuales que los procesos de impregnación convencionales.

"En algunas zonas de México el agua debe ser transportada en depósitos hasta las fábricas", afirmó Tim Butler, director comercial de Ultraseal International, líder mundial de la fabricación de selladores y equipo de impregnación, que cuenta con más de 45 años de experiencia en innovación en este campo.

"Igualmente, las aguas residuales no pueden eliminarse directamente a través de la red de evacuación por lo que también deben ser transportadas a otros lugares. Mientras que el transporte en México no es muy caro, este transporte de cargas sin valor supone un gasto para las empresas.

Ultraseal International fue la primera empresa que introdujo selladores de impregnación reciclables disponibles comercialmente en el mercado mundial, y ha seguido liderando el sector con innovaciones en tecnología de selladores y la fabricación de equipos de impregnación. Hoy en día produce los selladores Rexeal 100 y Ultraseal MX2, que son todo un referente mundial.

En un proceso de impregnación con selladores tradicional se desecha hasta un 95% del sellador junto con las aguas residuales del ciclo de lavado en frío durante el proceso.  En cambio, los selladores reciclables se recuperan del agua residual y se devuelven a la autoclave para ser reutilizados inmediatamente. En consecuencia, se requiere un menor número de productos químicos y se producen menos residuos.

Últimamente, las innovaciones en el equipo de impregnación han aportado nuevas ventajas que marcan una gran diferencia en territorios donde existe escasez de agua.

"Los sistemas de impregnación por circuito cerrado pueden funcionar casi sin interrupciones y producir un volumen tan escaso de aguas residuales que pueden trabajar sin estar conectados a una red de evacuación de aguas. “Utilizan menos productos químicos, menos cantidad de agua y menos energía que un sistema de impregnación convencional.

Los selladores reciclables son idóneos para zonas en las que el agua es un recurso escaso, como las zonas del norte, fronterizas y centrales de México.”

El sistema de circuito cerrado no solo recicla el agua de la fase de lavado en frío del proceso de impregnación, sino que también recicla el agua caliente del ciclo final del curado en caliente. Se consigue haciendo discurrir las aguas residuales desde el depósito de curado en caliente a través de una unidad de destilación y devolviendo el agua limpia y todavía templada al depósito de curado en caliente. Además de la ventaja de utilizar solo una pequeña fracción del agua que requiere un sistema convencional, también utiliza menos energía al estar el agua reciclada a temperatura templada y, por lo tanto, necesita un menor calentamiento para corregir la temperatura en el proceso de curado.
 
A diferencia de un sistema de impregnación convencional, no es necesario proceder al vaciado y limpieza frecuentes del depósito de curado en caliente y, por lo tanto, puede funcionar casi sin interrupciones como parte de una línea de producción moderna.

El Sr. Butler comentó que "El agua es un recurso caro en muchas partes del mundo, y la eliminación de las aguas residuales puede suponer un coste muy elevado. Los selladores reciclables ofrecen muchas ventajas para las zonas áridas. Dan excelentes resultados al mismo tiempo que reducen las facturas de energía, agua y eliminación de las aguas residuales."

Se pueden obtener todas estas ventajas sin comprometer los resultados finales: con los selladores reciclables se pueden obtener unos resultados de primera línea. Tanto Indeed Rexeal 100 como Ultraseal MX2 han sido aprobados de acuerdo con la especificación militar estadounidense MIL-I-17563C (clase 1 y 3), norma internacionalmente reconocida, algo que solo ha podido lograr un pequeño número de selladores reciclables. Pueden obtener unos mejores resultados que los selladores de metacrilato convencionales: Rexeal 100, en particular, puede ser utilizado a temperaturas de hasta 220°C (428°F), lo que hace de él la elección ideal cuando se trabaja con piezas que deben soportar ciclos térmicos.

En países como México, el avance hacia soluciones más avanzadas tecnológicamente está siendo impulsado por la inversión interior de los fabricantes de equipos originales internacionales. En estos momentos se incentiva a los proveedores locales a que pongan al día sus técnicas de producción para obtener grandes pedidos de los fabricantes de equipos originales.
El Sr. Butler comentó que "El segmento de la impregnación está creciendo en México a medida que las empresas entienden que supone más una mejora de la calidad que un proceso de rectificación. Cuando las empresas se dan cuenta de que los grandes productores utilizan la impregnación con selladores como parte integrante del proceso de producción, reconocen que se pueden obtener ventajas considerables”.